GRACIAS

En Young Living hay un aceite esencial para cada cosa que te pase. Incluso para conectar con la gratitud. Este mes estoy regalándome cada día este aroma que se compone: abeto balsámico de Idaho, incienso, cilantro, mirra, ylang ylang, gálbano, bergamota y geranio. Siento un gran agradecimiento por esta etapa que se cierra, que empezó en 2015 y termina ahora, en la cual he vivido una gran transformación y evolución a través de mi sexualidad. Estoy agradecida por tantos renacimientos, tantas bendiciones en mi vida en forma de personas maravillosas de corazón de abierto, por toda la armonía de pareja y familiar, por mi cambio profesional y también por esta oportunidad dorada que me regala la vida: los aceites Young Living, con tanta pureza y esencia, presentes en mi cotidiano y descubriéndome otra forma de bienestar, otro placer que llega a través de mi olfato. Porque estos aceites esenciales son fuente de gozo, y esencia de Madre Tierra. Estoy muy agradecida de formar parte del equipo Amor Infinito liderado por Isabella Magdala, pues es una oportunidad de crecimiento personal ilimitado y también de abundancia material. Gracias por una forma de cooperar, de expandir, de compartir. Expandir estos aceites de esta forma es un sueño para mi hecho realidad.

Estoy feliz de iniciar esta nueva etapa de mi vida, esta nueva vuelta al sol, acompañada de tanta riqueza humana y esencial. Y por eso doy GRACIAS! Y cada día al despertar pongo una gotita en el corazón, y al acostarme otra vez, y inhalo profundo y sonrío. Y luego lo acompaño de una sesión de Los Misterios de lo Femenino para Hombres y Mujeres. Y siento apertura.

Deseo compartir algo que me ocurrió en el último viaje que realicé a Croacia, con Young Living para recibir de nuevo la técnica de Raindrops, de Pamela Parker. Cuando terminamos el increible encuentro de 5 días durante los cuales nos cuidaron con una generosidad muy grande, nos regalaron un aceite esencial de helicrisum (siempreviva) y  nos dieron un folleto que decía GRACIAS! Y esto se quedó grabado en mi. Después de tanto recibido, de tanto que nos habían dado, nos agradecían nuestra presencia. Y lo guardé, como recuerdo de aquel gesto de gratitud y de abundancia vividas. Y hoy sentí fotografiarlo y compartirlo con tod@s. Con unas ganas inmensas de recibiros y que os unais a esta gran aventura, experiencia, donde principalmente disfrutamos de las esencias, de nosotr@s y de compartir.

Share

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *